¿Qué es un cultor de belleza?

Existen profesionales que generalmente son del género femenino que reciben el nombre de “Cultoras de belleza”; las cuales tiene como objetivo principal dentro de todas su funciones la de proporcionar a sus clientes todos los servicios para el embellecimiento y cuidado.

Bien sea de piel, cutis, etc.; es decir, de todos los aspectos que necesite una persona para embellecer cualquier parte de su cuerpo. Esto lo hacen a través de una serie de tratamientos y trabajos que son especializados; ya que cada persona es diferente en cuanto al tipo de piel, de cabello e incluso de gustos.

Además cada persona requiere cuidados diferentes de acuerdo a su edad, sexo, condición física, entre otros factores que afectan el tipo de tratamiento y de productos que puede soportar.
¿Qué es un cultor de belleza?


¿Cómo debe ser un cultor de belleza?

En primer lugar un cultor de belleza debe tener ante todo una excelente imagen, un cultor de belleza debe exteriorizar lo que sus funciones representan. Es decir, debe está muy bien higienizado al máximo.

El lugar de trabajo donde va a atender a los usuarios debe ser un lugar totalmente cómodo, que sea pulcro, con una higiene máxima y que se respire armonía.

Todo cultor de belleza debe ser un estilista que tenga el perfecto dominio sobre todas las funciones que le competen. Debe dominar tanto el conocimiento técnico de la materia, así como también la práctica de todos sus servicios y tratamientos que vaya aplicar.

Es imprescindible que un cultor de belleza tenga un extremo cuidado con su apariencia física, esto incluye el cuidado del cabello, de la piel, el maquillaje, el peinado, la vestimenta y las manos y pies.

La primera impresión con el cliente es la más importante de todas; de esta primera imagen va a depender la confianza que el cliente pueda depositar en el cultor de belleza.