Mascarillas naturales para el cabello

El cabello es una de las partes del cuerpo que más se expone a los daños exteriores; muchas veces por causas naturales como el viento, la humedad, los rayos solares, el humo, etc. Y en otras ocasiones los daños son ocasionados por productos cosméticos fuertes como los tintes de cabello, entre otros.

Por esta razón, de deben aplicar mascarillas en el cabello para mantenerlo hidratado y con fuerza para que soporte todos estos agentes externos que lo van deteriorando poco a poco. Y la mejor opción es aplicar mascarillas naturales que aportan muchos más nutrientes y beneficios al cuidado del cabello.
Mascarillas naturales para el cabello

Tipos de mascarillas naturales para el cabello

Mascarilla de plátano: le proporciona hidratación y brillo al cabello. Se hace con un plátano que este lo más maduro posible, se le agrega zumo de limón y un poco de aceite de girasol; o cualquier otro tipo de aceite con altos niveles de hidratación.

Mascarilla de aguacate: dependiendo de la cantidad de cabello, para un promedio mediano con la mitad de un aguacate muy maduro será suficiente, se tritura con una yema de huevo y una cucharada de algún tipo de aceite. Lo más recomendable es utilizar aceite de oliva.

Mascarilla de huevo: este tipo de mascarilla es la ideal para aquellos tipos de cabello que están en un grave estado de maltrato o son de naturaleza reseca. Se une con leche líquida y unas cuantas gotas de aceite de mosqueta preferiblemente.

Mascarilla de zumo de limón: especialmente para los tipos de cabello muy graso, además aumenta el brillo en el cabello. Solo se aplica el zumo de limón diluido en un poco de agua y no se debe dejar mucho tiempo.

Mascarilla de romero: hace un papel de astringente para el cabello, se hace a través de la unión de la salvia, el romero y el limón, también sirve para el cabello graso.